Receta de Ensalada de bacalao y trufa

Image recetas-ensalada-bacalo-trufa-cocinas-santos-santiago-interiores-02

Ya ha llegado la primavera y con ella las ganas de preparar recetas frescas y fáciles de preparar. Las ensaladas son la mejor opción puesto que, además de admitir multitud de ingredientes, permiten dar rienda suelta a la imaginación.

La receta de ensalada que Santos nos sugiere para el mes de abril combina el bacalao y la trufa, un tesoro gastronómico valorado desde tiempos remotos. El aroma privilegiado y sabor intenso de este hongo subterráneo es bien conocido por los grandes gourmets, quienes lo elevan a la categoría de manjar.

El aliño de aceite de trufa con el que se adereza esta receta otorga un nuevo significado a las ensaladas. Bastan unas solas gotas de este aceite para dar un intenso sabor y aroma a cualquier elaboración. Os animamos a preparar esta sencilla pero exquisita ensalada en vuestra cocina.

Ingredientes

  • 1 o 2 trufas negras
  • Canónigos
  • 300 g de bacalao desalado
  • Aceite de trufa
  • Sal

Preparación del aceite de trufa:

Para hacer un aceite de trufa negra básicamente hay que poner en contacto la trufa con el aceite. Es importante seleccionar una trufa de calidad. Al ser la trufa un alimento perecedero, lo conveniente es hacer poca cantidad de aceite y utilizarlo en pocos días.

Verter aceite en 3 o 4 recipientes pequeños y planos, de este modo será mayor la cantidad de líquido en contacto con la trufa. Rallar la trufa, del mismo modo que se ralla un limón para aromatizar un bizcocho y dejar caer unos copos de trufa sobre cada uno de los recipientes de aceite. Cubrir con film transparente casi a ras del aceite para que haya la menor cantidad de oxígeno posible.

Guardar los recipientes en el frigorífico y dejarlos allí durante unas 48 horas. Al cabo de este tiempo, colar y verter el aceite en una pequeña botella.

Preparación de la ensalada:

Colocar en un bol el bacalao troceado, rociarlo con aceite de trufa, cubrirlo con film transparente y dejarlo reposar durante unas horas (2 o 3). El aceite se puede elaborar o adquirirlo directamente en el mercado.

Emplatar, comenzando por los canónigos. Salarlos ligeramente, y entre ellos colocar el bacalao en trocitos pequeños. Añadir la trufa laminada. Dejar caer un hilo de aceite de trufa sobre el conjunto para acabar de aliñar.

Para ver más imágenes del proceso de elaboración y la presentación final de esta receta os animamos a visitar el blog ToBeGourmet.