Receta de Semifreddo de nectarina blanca

Receta de Semifreddo de nectarina blanca | Cocinas Santos | Santiago Interiores

Los helados no solo son para el verano, pero en esta estación del año saben incluso mejor. En el mes de julio, el calendario de Santos nos propone una receta refrescante que solo necesita refrigerador para su elaboración: Semifreddo de nectarina blanca.

¿Helado o tarta? Este postre de fruta recuerda a ambos. Se denomina semifrío porque es como un pastel helado, lo que los italianos llaman semifreddo. La receta lleva nata y se funde muy rápido, por lo que sin necesidad de utilizar heladera podemos obtener un resultado suave y cremoso. La nectarina blanca, con su sabor intensamente dulce pero ligeramente ácido le otorga un gusto especial.

Además de un molde para pequeños bizcochos y un poco de film transparente, para preparar esta delicada y deliciosa sobremesa necesitaremos:

Ingredientes

  • 4 nectarinas blancas
  • 400 ml de nata líquida 35% mg
  • 6 yemas de huevo tamaño M o L
  • 200 g de azúcar
  • Un chorro de esencia de vainilla

Preparación 

Empezamos separando las yemas de las claras. Las batimos con el azúcar hasta que blanqueen.

A continuación, pelamos 3 de las 4 nectarinas. Una de ellas la añadiremos con su piel para conseguir pequeñas motas de color y un toque especial de sabor. Las troceamos, las añadimos a la mezcla anterior y trituramos.

Volcamos la preparación en un bol e introducimos el molde en el congelador. Así conseguiremos que esté muy frío para que el film se adhiera más fácilmente en las hendiduras.

El siguiente paso es batir la nata líquida, que añadiremos con mucho cuidado al bol. Mezclamos suavemente, con movimientos circulares, lentos, de arriba hacia abajo, envolviendo la preparación hasta obtener una mezcla homogénea.

Llegó el momento de sacar el molde del congelador. Para cada porción cortamos un trozo de film transparente de 20 cm, que usamos para forrar los huecos del molde.

Forramos el primer hueco y lo llenamos con nuestra preparación. Metemos el molde de nuevo en el congelador unos 10 minutos para que al sacarlo de nuevo sea más fácil forrar el siguiente hueco, y así hasta acabar. De esta forma, conseguimos manipular el molde sin correr el riesgo de que se mueva el contenido del resto de semifríos. Si no queremos perder tanto tiempo, también podemos hacerlos todos seguidos, con cuidado. Una vez relleno, metemos el molde en el congelador durante por lo menos 4 horas.

Para finalizar, sacamos los semifríos del molde justo antes de servir. El film nos ayudará a que nuestro postre luzca intacto. Simplemente debemos tirar suavemente de los bordes para extraerlo correctamente. Se pueden servir todos los semifreddo a la vez, o bien reservar los que no vayamos a consumir para otro día, introduciendo el molde de nuevo en el congelador.

Te invitamos a visitar el blog ToBeGourmet para ver imágenes del proceso de elaboración y la presentación final de esta receta. Esperamos que disfrutes de esta exquisita propuesta para combatir el calor.