Image

Cocinas en forma de U: muy cómodas y funcionales

Cocinas en forma de U

A la hora de elegir la distribución idónea para la cocina hay que tener en cuenta numerosos factores: los metros cuadrados disponibles, el tamaño de la familia, el uso que se hará de la cocina, el estilo que se busca, etc. Dicho esto, está claro que cada disposición tiene sus ventajas y las de las cocinas en forma de U son muchas, especialmente para aquellos que quieren aprovechar al máximo el espacio disponible.

Así, las cocinas en U crean un triángulo de trabajo muy funcional al situar todos los muebles y electrodomésticos en tres paredes contiguas (lo habitual, además, es emplear esos tres lados para crear tres zonas diferenciadas: la de cocción, la del fregadero y la de electrodomésticos como nevera o horno). De esta forma todas las áreas de trabajo están próximas y el acceso a la despensa es también rápido y cómodo, disminuyendo la necesidad de desplazamientos en la cocina. Además, al aprovechar tres paredes se incrementan las opciones para poner muebles y armarios, aumentando la capacidad de almacenaje.

Sin embargo, este tipo de distribución no es apto para cocinas muy estrechas, ya que debe haber un mínimo de 120 cm entre los dos frentes que quedan en paralelo para que no dé sensación de encierro y no sea incómodo trabajar en ella. Por el contrario, queda muy bien en cocinas cuadradas, y también es muy usado en pequeñas cocinas abiertas, donde uno de los lados de la U es en realidad una península que separa ambientes.

Cocinas pequeñas en forma de U: máximo aprovechamiento del espacio

Cocinas pequeñas en forma de U Santos

Como decíamos, la distribución en forma de U resulta muy práctica, especialmente cuando no se cuenta con tanto espacio como se desearía. Lo más funcional es enfrentar la zona de despensa y la de cocción, dejando la de aguas para el vértice, aunque, por supuesto, todo dependerá de las características de cada estancia. En todo caso, es buena idea colocar el fregadero bajo la ventana para poder disfrutar de la luz natural mientras se lavan y preparan los alimentos, mientras que los fogones es mejor situarlos frente a una pared.

El tema de la iluminación no es baladí, especialmente en las cocinas pequeñas en forma de U, en las que el ambiente puede resultar algo pesado si no se cuenta con suficientes puntos de luz. Además, para reforzar la luminosidad natural y lograr mayor sensación de amplitud se recomienda elegir muebles blancos, o incluso módulos vitrina o con zonas abiertas, más ligeros.

Cocinas pequeñas en forma de U con muebles blancos

Aunque en las cocinas pequeñas es difícil encontrar dónde colocar una zona de comedor tradicional, sí es posible incluir un pequeño office, por ejemplo colocando una barra de desayuno con taburetes en uno de los lados de la U, en lugar de los muebles habituales.

Por último, no hay que olvidar que en las cocinas pequeñas abiertas la distribución en U ayuda a sacar el máximo partido del espacio disponible. Al haber una salida al salón o comedor no se recarga el ambiente, y la península que queda en uno de los extremos sirve para separar las distintas zonas de la casa.

cocinas-pequeñas-en-forma-de-u-con-pensinsula

Cocinas grandes en U: ligeras y luminosas

Pero no solo en los espacios reducidos se puede elegir este tipo de distribución. Las cocinas modernas de amplias dimensiones también se pueden beneficiar de situar los muebles en tres paredes contiguas, dejando el centro de la estancia libre para deambular cómodamente, o incluso para colocar una zona de comedor o una isla de trabajo.

Cocinas grandes en forma de U Santos

Cocinas en U con barra: una pequeña zona de comedor incorporada

Cocinas en forma de U con barra Santiago Interiores

Incluir una barra para desayunos y comidas improvisadas contribuye a hacer de la cocina un lugar más amable para reunirse en familia y, en las cocinas en forma de U, es posible también sacar partido de este elemento. Puede colocarse en la parte exterior de una península, extendiendo la encimera para crear una zona office, o en uno de los laterales del mobiliario como elemento independiente.

Cocinas en forma de U con barra para desayunos y comidas

Cocinas en U con península: para separar ambientes

Cocinas en forma de U con península Santos

Una península en uno de los laterales de la U es habitual en cocinas abiertas, que aprovechan esa línea de muebles, habitualmente bajos, para separar la zona de cocinar del resto de la vivienda. Pero también es recomendable en cocinas amplias para delimitar distintas áreas y crear una zona de trabajo acogedora y con todo a mano.

Cocinas en U con isla: solo apto para grandes espacios

Menos habitual es poner una isla en la parte central de una cocina en forma de U, ya que, a menos que se trate de una estancia muy grande, es fácil que el ambiente quede demasiado saturado. Puede verse en cocinas abiertas, en las que la isla favorece la transición entre las distintas zonas de la casa.

Cocinas con forma de L, en U, en paralelo, lineal, con isla… Antes de decantarte por una u otra opción te animamos a consultarnos cuál sería la distribución más adecuada para tu cocina. En Santiago Interiores nos encantará atenderte y realizar un proyecto personalizado que tenga en cuenta el espacio disponible, así como tus necesidades y gustos. No dudes en reservar tu cita.