Image

Pan de cristal: el mejor aliado para la hora del aperitivo

Pan de cristal

El pan es un elemento indispensable en nuestra mesa y existen decenas de variedades entre las que elegir: chapata, baguette, pita, pan con cereales, etc. Una modalidad que ha surgido hace no mucho, pero que se ha convertido en el producto estrella para acompañar embutidos, conservas, patés u hortalizas a la hora del aperitivo -o de la cena- es el pan de cristal.

Se trata de un pan crujiente y ligero, con poca miga, que queda muy bien en todo tipo de tostas. Y que, además, es muy fácil de hacer. El calendario Santos para el mes de febrero nos muestra esta receta delicada y sofisticada, que se convertirá en un imprescindible para picar algo en casa con los amigos ¿Cómo prepararlo?

Ingredientes

  • 200 ml de agua templada
  • 100 ml de agua muy fría
  • 350 g de harina normal
  • 15 g de levadura fresca
  • 1 cucharada de yogur natural
  • Una pizca de sal

Preparación

En un bol, mezclamos 200 ml de agua templada, 150 g de harina y una pizca de sal y removemos bien. Después, echamos 100 ml más de agua muy fría y seguimos removiendo hasta que quede ligado.

Esperamos unos 10 minutos para que la harina se hidrate, y añadimos una cucharada de yogur natural, 15 g de levadura fresca y seguimos mezclando para que la masa quede perfectamente integrada. La tapamos, y la dejamos reposar unos 50 minutos.

Añadimos 100 g más de harina, mezclamos, y la volvemos a tapar y a esperar otra media hora. Tras ese tiempo, agregamos 100 g más de harina para volver a dejar reposar, siempre en un lugar templado y sin corrientes.

Cubrimos la bandeja del horno con papel sulfurizado, haciendo pliegues para que quede acanalado, ya que la masa de este pan es bastante líquida, y así queda contenida. Templamos la bandeja y extendemos la masa sobre el papel ayudándonos de una cucharada para eliminar las burbujas y que quede uniforme.

Volvemos a dejar reposar la masa hasta que doble su volumen (puede tardar unos 30 minutos más), y metemos la bandeja en el horno previamente precalentado a 250º. Horneamos durante entre 10 y 15 minutos, y después lo dejamos enfriar. ¡Y ya está listo para acompañar tus tentempiés favoritos!

Te gustará si…

    • Eres amante del pan, y disfrutas degustando distintas variedades, pero también probando a hacerlas tú mismo para lograr diversas texturas, matices y sabores
    • Sueles desechar los panes con mucha miga, porque prefieres la parte de la corteza
    • Precisas un pan fino y crujiente que potencie el sabor del jamón serrano, el queso, el tomate con aceite y otros ingredientes básicos de la hora del aperitivo
    • Buscas recetas de picoteo sencillas pero al mismo tiempo sofisticadas con las que impresionar cuando tienes invitados para comer
    • Tienes tiempo para hacer tus propias barras en casa y no estás dispuesto a renunciar a esta nueva especialidad solo porque las panaderías de tu barrio no cuentan con ella
    • Prefieres las tapas sencillas y tradicionales, en las que se da protagonismo a unos pocos elementos, pero muy sabrosos
    • Quieres encontrar un pan elegante para las cenas con amigos, pero también apto para meriendas y desayunos caseros con un toque especial

Esperamos que te animes a hacer tu propio pan de cristal con esta receta de la estilista culinaria Beatriz Rodríguez. En su blog ToBeGourmet podrás descubrir también muchas otras propuestas deliciosas con las que sacar aún más partido de tu cocina.