Image

Calabaza asada rellena de quinoa y queso, una receta para celebrar el otoño

Image recetas-calabaza-rellena-quinoa-queso-santos-02

Si hay una hortaliza característica del otoño es la calabaza; no solo porque la noche de Halloween toque decorarla, sino, sobre todo, porque su sabor ligeramente dulce da muchísimo juego en la mesa, tanto para el plato principal como para el postre.

El calendario Santos propone para el mes de octubre una receta sencilla y a la vez sofisticada con la que sacar el máximo partido de este producto de temporada. La calabaza rellena de quinoa y queso es una opción muy atractiva para ofrecer a los invitados en una cena en casa gracias a su vistosa presentación y a su deliciosa mezcla de sabores. ¿Quieres saber cómo prepararla?

Ingredientes (para dos personas)

  • 1 calabaza
  • 90 gr de quinoa
  • 75 gr de queso búlgaro, feta o azul
  • 50 gr de nueces picadas
  • Aceite de nuez o de oliva virgen extra
  • Perejil picado fino
  • Sal y pimienta
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • Una pizca de sal

Preparación

Comenzaremos por asar la calabaza, lavándola muy bien por fuera y partiéndola en dos (ya sea por la mitad, o, si la forma de la calabaza lo permite, retirando la parte superior de forma que la inferior quede a modo de cuenco). Quitamos todas las pepitas, y pincelamos la calabaza con un poco de aceite antes de depositarla en una fuente con un culín de agua. Además, conviene cubrir los rabitos con papel de aluminio para evitar que se quemen.

La metemos en el horno, previamente precalentado a 200ºC, durante unos 15 minutos, hasta que veamos que si introducimos un palillo en la pulpa, entra con facilidad. En ese momento, sacamos y reservamos al calor.

Mientras la calabaza se hornea, vamos preparando la quinoa, teniendo en cuenta que antes de usarla hay que lavarla bien para retirar la saponina que recubre sus granos y da un sabor muy amargo (esto se puede hacer sobre un colador de malla fina). Una vez limpia, la dejamos escurrir un par de minutos y la tostamos en una sartén sin aceite hasta que adquiera sabor a nuez. Después ponemos en un cazo una vez y media de volumen de agua respecto al volumen de las semillas, hasta que hierva, cuando echaremos la quinoa para cocerla a fuego medio-bajo durante 15 minutos (o hasta que aparezca semitransparente) y  la dejamos reposar dos minutos más. En caso de que quede exceso de líquido, lo colamos antes de separar los granos con ayuda de un tenedor.

Mezclamos la quinoa caliente con el queso, partido en trocitos pequeños, y las nueces picadas finas. Salpimentamos y echamos un chorrito de aceite.

Ya solo queda rellenar la calabaza con esta mezcla, espolvoreando por encima perejil picado fino. ¡Listo para servir!

Te gustará si…

    • Buscas recetas vegetarianas con las que reducir el consumo de carne
    • Necesitas una prueba de que los platos saludables no tienen por qué ser aburridos
    • Tienes invitados a cenar, y quieres impresionarlos sin invertir demasiado tiempo en la cocina
    • Te encantan los sabores del otoño, y exploras nuevas formas de incorporarlos a tu mesa
    • Eres amante de los quesos en toda su variedad

Si quieres ver más imágenes del proceso de elaboración, puedes hacerlo en el blog Sweet & Sour. Esperamos que disfrutes de esta receta.